Pocos minutos después del “sí quiero”, una pareja de recién casados acudió a una fotógrafa para retratar ese momento tan especial. Lo que ninguno de ellos se esperaba es que la fotógrafa fuera una ninfómana de cuidado con la que acabarían montando un trío super excitante.